Κυριακή, 20 Ιουνίου 2010

ΣΩΚΡΑΤΗΣ 7


Felice Giani (Italia, 1758 – 1823): Educación de Alcibíades
.
Por otra parte, ha surgido un grupo de jóvenes que me siguen espontáneamente, porque disponen de más tiempo libre, por preceder de familias acomodadas, disfrutando al ver cómo someto a interrogatorios a mis interlocutores, y que en más de una ocasión se han puesto ellos mismos a imitarme examinando a las gentes. Y es cierto que han encontrado a un buen grupo de personas que se pavonean de saber mucho pero que, en realidad, poco o nada saben. Y en consecuencia, los ciudadanos examinados y desembaucados por éstos se encoraginan contra mí - y no contra sí mismos, que sería lo más lógico -, y de aquí nace el rumor de que corre por ahí un cierto personaje llamado Sócrates, de lo más siniestro y malvado, corruptor de la juventud de nuestra ciudad.
Cuando alguien les pregunta qué enseño en realidad, no saben qué responder, pero para no hacer el ridículo echan mano de los tópicos sobre los nuevos filósofos: "que investigan lo que hay sobre el cielo y bajo la tierra, que no creen en los dioses y que saben hostigar para hacer más fuerte los argumentos más débiles". Todo ello, antes que decir la verdad, que es una y muy clara: que tienen un barniz de saber, pero que en realidad no saben nada de nada. Y como, en mi opinión, son gente susceptible y quisquillosa, amén de numerosa, que cuando hablan de mí se apasionan y acaloran, os tienen los oídos llenos de calumnias graves - durante largo tiempo alimentadas.

Platón: Apología de Sócrates
.
(laeditorialvirtual.com.ar)

1 σχόλιο:

Xavier είπε...

Gracies per la traducciú d'aquest poeme. Es tot un plaer seguir el teu blog.

Una abraçada.



Murs

Sense respecte, sense vergonya, sense dol,
bastien murs massissos i alts, al voltant meu.

I sec, ara i aquí, desesperat i sol.
No sé sinó que em corca la meva dissort greu.

Tenia moltes coses a fer, fora d’aquí.
Com és que, quan bastien, no hi vaig pensar un segon.

Cap soroll de paletes, cap veu, no vaig sentir.
He estat, sense adonar-me’n, tancat fora del món.

K.P. Kavafis

Traducció de Joan Ferraté