Σάββατο, 10 Ιανουαρίου 2009

ΑΛΚΙΒΙΑΔΗΣ 1

Image Hosted by ImageShack.us
Alcibíades (Roma, Museos Capitolinos).
Retrato idealizado, copia romana de un busto griego del siglo IV a. C.
El soporte y su inscripción (Alcibíades, hijo de Clinias, Ateniense)
se añadieron posteriormente.
.
Alcibíades Clinias Escambónidas (griego: Ἀλκιβιάδης Κλεινίου Σκαμβωνίδης; c. 450 a. C.–404 a. C.) fue un prominente estadista, orador y general ateniense, miembro de una familia aristocrática, que tuvo un papel destacado en la segunda fase de la guerra del Peloponeso como consejero estratégico, comandante y político.
Durante el transcurso de la guerra del Peloponeso, Alcibíades cambió su lealtad en varias ocasiones. En su Atenas nativa, a principios de la década del 410 a. C., defendió una política exterior agresiva y fue un destacado defensor de la expedición a Sicilia, pero huyó a Esparta cuando sus enemigos políticos presentaron cargos de sacrilegio contra él. En Esparta sirvió como consejero estratégico, proponiendo o supervisando importantes campañas contra Atenas. En Esparta, sin embargo, a Alcibíades también le surgieron poderosos enemigos y se vio obligado a desertar a Persia. Allí fue consejero del sátrapa Tisafernes hasta que sus aliados políticos atenienses lograron su restitución. Fue general (estratego) durante varios años más, pero sus enemigos consiguieron exiliarle por segunda vez.
La expedición siciliana fue creación de Alcibíades, y los eruditos modernos han argumentado que si esa expedición hubiera estado bajo el mando de Alcibíades en lugar del de Nicias, la expedición no se habría enfrentado a su desastroso destino. En los años que sirvió a Esparta, Alcibíades desempeñó un importante papel en la destrucción de la ciudad de Atenas; la captura de Decelia y las críticas rebeliones de algunos de los pueblos bajo la influencia de Atenas ocurrieron instigadas por él o bajo su supervisión.
Una vez devuelto a su ciudad natal, sin embargo, tuvo un papel crucial en la serie de victorias atenienses que llevaron a Esparta a solicitar finalmente la paz con Atenas. Eligió tácticas poco convencionales, a menudo ganando ciudades a través de la traición o la negociación en lugar del asedio.
Las capacidades militares y políticas de Alcibíades resultaron ser a menudo muy valiosas para cualquiera que contara con su lealtad, aunque su capacidad para granjearse poderosos enemigos aseguró que nunca permaneciera en un mismo lugar durante mucho tiempo y, para cuando terminó la guerra que había ayudado a reavivar a principios de la década del 410 a. C., sus días de relevancia política eran un recuerdo del pasado. (es.wikipedia.org)

Δεν υπάρχουν σχόλια: